jueves, 13 de agosto de 2015

Un papel de altura: más allá de la pared



La mayoría de las veces, al pensar en empapelar, visualizamos un frontal de la estancia, coordinado con pintura, en el resto de paredes.

¿No es así?

Pues bien, hoy os vamos a enseñar cómo el papel pintado no tiene porqué estar limitado a ese uso.

¿Qué os parece si le damos alas?


En la buhardilla:


Cuando la pared se inclina, mezcla de pared y techo, se convierte en el lienzo perfecto para lucir el papel pintado con un mejor punto de vista ¿por qué no aprovechar su impacto visual? 


Papel pintado Blue birds azul mar

En el techo: 


La pared no tiene por qué tener fin ¿y si continuamos con el techo? Nuestra vista se pierde en la inmensidad de una estancia bien rematada. Pared y techo se vuelven uno.


Papel pintado Eaton stripe verde manzana

Escarelas: 


A pesar de su desnivel, este es el espacio que mejor acoge la belleza del papel. Una escalera empapelada transmite más vida que la simple pintura.  Esta pared se transforma en un espacio más limpio, más vestido, en definitiva, más bonito.


Papel pintado Spring trail azul verdoso


Y vosotros ¿qué estáis pensando empapelar? 

¿Os atravéis a ir más allá?



Y recordad: 

"Rodearnos de cosas bonitas nos hace más felices"


Como siempre os decimos, esperamos encantados vuestras fotos, mostrándonos vuestro propio estilo Laura Ashley #miestilolauraashley

Enviadnos las imágenes a blogger@lauraashley.es  y nos pondremos en contacto con vosotros. 
¡Sabremos agradecértelo!